Roble

Quercus robur

Leyenda vizcaína: el fin del paraíso vasco

Antiguamente las leñas solían venir por su propio pie desde las selvas y bosques a las casas para ser quemadas. Un día, las ramas de un roble llegaron dando vueltas y tumbos a un caserío de Lekeitio y empezaron a subir las escaleras, con tan mala suerte que se encontraron con una abuela. Una punta le rasgo sin querer la saya y la vieja profirió una terrible maldición: “de hoy en adelante, ¡ojalá no pueda moverse ninguna leña!” Dicen que, desde entonces, quien quiere leña suele tener que ir al bosque a buscarla.

En el parque

Quercus rubra
Quercus robur fastigiata closter

Origen

Europa
Asia
África

Crecimiento

Lento

Longevidad

<200 años

Altura

35 m

Diámetro

10-20 m

Forma copa

Redondeada

Corteza

Marrón oscura

Hoja

Caduca

Fruto

Bellota

Sombra

Media

Ambiente

Sol

Usos

Tonelería
Barcos
Carbón
Inflamaciones
Antídoto veneno